viernes, 10 de febrero de 2012

Justicia (Gala 3 - GH 12+1)


La inhabilitación del juez Garzón me cayó ayer como un jarro de agua fría. Once años le han caído por las escuchas del caso Gürtel. La locura me parece tal que ponerme a escribir sobre persecución, acoso y derribo y tramas políticas me parecía hasta cutre. Pero es lo que pienso. Ahora Garzón recurrirá y puede que en el siguiente Tribunal le den la razón, pero ya ha perdido el primer paso, la primera batalla. Su imagen ya está manchada. Como la de Alberto Contador. Ahora los Guiñoles de Canal+ se mofan del deporte español y de la propia España, por extensión. El video en el que Nadal firma con una jeringuilla ya ha dado la vuelta al mundo. Hay que recordar que los Guiñoles son un programa de humor muy ácido, como este blog. Cuidado con no dejar hacer parodias a los franceses pero luego escandalizarnos por lo que les hacen a los dibujantes de las caricaturas de Mahoma.

Peor todavía es intentar ahora decir que “todos los franceses” están en contra de nuestra dignidad. Esta generalización me produce el mismo vértigo –y asco- que cuando dicen que todos los catalanes quieren la independencia, o que todos los valencianos estamos ciegos ante una política corrupta. Cuidado. Pero que tengan más cuidado hoy los concursantes de Gran Hermano 12+1 que no, no me he olvidado de ellos. Precisamente, la temática hoy es la Justicia. Así, con mayúsculas y sin titubear. ¿Hay Justicia en el concurso? ¿Se ha hecho alguna vez? ¿Pagan justos por pecadores? ¿Por qué ha entrado alguien en la casa pegado siempre a una pinza? Señores, agárrense, que comienzo: ¡ADELANTE!

ARÍSTIDES: 0 PUNTOS. Hoy su nombre ocupa todas las noticias de televisión de la prensa nacional. Como datos objetivos, diré que, efectivamente, Arístides es el chico que ha pagado 69.100 euros por vivir siete días en Gran Hermano. Ha sido nominado con el récord de 11 puntos de 12 que podía conseguir. Después de sólo tres días de concurso. Y ha sido expulsado con casi un 60% de los votos en su primera nominación, después de siete días de concurso. Una situación sin precedentes que lo convierten en la mofa de toda España e incluso de la prensa internacional. Con él me voy a detener un poco, que su estancia en la casa explica toda la semana muy bien.

Entró en la casa con la lección aprendida, como dije la semana pasada. “Soy un chico humilde y mi padre y hermano han muerto de cáncer”. Esta frase fue repetida hasta la saciedad. Cuando le quedó claro que el mensaje había calado, cambió su lema por el de: “yo quiero a los perros, Pepe maltrata a los perros”. La primera vez podría haber sido salvable con una disculpa por malentendido. La segunda vez que la pronunció, todos sabíamos que no había ya manera de que siguiera en la casa un día más. Pepe no actuó bien con Torso, eso es innegable. Pero insistir en un maltrato, con las connotaciones que conlleva la palabra, es excesivamente deshonesto. Si la Organización de GH no se ha pronunciado, Arístides no es quién para seguir induciendo en ese delito para con Pepe. Y lo peor. Pepe pasó de acosador a acosado, adoptando un papel de víctima que no le pega nada, pero que está sabiendo mantener.

La entrevista de Mercedes Milá de anoche fue desmedida. Hacía tiempo que no me hacía sentir incómodo. Y lo sentí de verdad. La actitud fue de acoso y derribo contra un concursante al que, sin pruebas, ella acusaba de estar mintiendo. Una situación rocambolesca que hasta los propios colaboradores de El Programa de Ana Rosa han debatido hoy. Todos coincidían en que Merceditas La Guarra se rayó. Y lo peor es que Mercedes parecía no darse cuenta de que ella misma había endiosado a Aristidín una semana atrás. Convirtieron su drama familiar en una Gala especial contra el Cáncer. Y nos lo presentaron como el gran donante de la Cruz Roja que entraba en GH casi sin desearlo, sólo por cumplir su misión humanitaria. Naturalmente, hasta si el chico se tiraba un pedo (perdón) terminaríamos pensando que no era tan Santo. Y así ha sido. No me ha gustado para nada su actitud. Debería haberse comedido más. Debería haber dejado que su manera de ser, sus buenos momentos con Torso y hasta su propio torso (porque está como un tren) jugaran a su favor, añadiendo a todo esto el drama que ya vivía.

Pero no. Prefirió protagonizar videos en exceso. Y tantos excesos han podido con él. Sólo el hecho de verlo llorar al ponerle videos con Torso ha hecho que lo salve de ser el Odiado de la semana. Al menos Arístides me sigue pareciendo humano. El programa nos lo presentó como un ser por encima del bien y del mal, y hemos descubierto que para nada. Se nos ha caído un mito. En fin. Si hacen repesca, es muy probable que vuelva.

HUGO, MARY JOY Y SINDIA: 0 PUNTOS. Es la primera vez que no hablo de Hugo con Michael. Pero lo hago con Sindia y con Mary Joy. La casa de Gran Hermano 12+1 se va llenando de muebles y más muebles. Hugo ha estado invisible esta semana, igual que Sindia. Ellos dos son de la clase de concursantes que sólo aparecen por la casa a partir de la Gala 8, cuando todos los demás ya se han ido y la Organización necesita sacar videos de alguien. Mary Joy también es una de ellos, pero ella al menos ha tenido vidilla esta semana por estar nominada. Pero sin más. Vuelve a la mediocridad más absoluta.

JUAN: 0 PUNTOS. Es la tercera semana consecutiva que Juan no puntúa. Tranquilos sus fans, que Hugo lleva cuatro de cuatro. Juan ha pasado de cura moderno a manipulador. Y de manipulador a metemierda. Y de metemierda a mueble metermierda. De aquí a dos semanas, puede que hasta sea el Odiado de la semana. Qué horror.

NOEMÍ: 0 PUNTOS. La canaria con proyecto de novio fuera (ella dice que el novio la dejó porque supo que entraba en GH) ya es, oficialmente, el rollo de Alessandro. Y olé. No me extraña que el novio la dejara. Si esto se lo hace con cien cámaras grabándola, ¿qué no le hará fuera, en Lanzarote? Pues eso. Esta semana, Noemí, vuelve a la zona de no puntuados. Y algo me dice que aquí se mantendrá por un tiempo…

MARTA: 0 PUNTOS. Marta Sánchez (muajajá) es la nueva concursante de GH. Viene de Albacete, provincia que todavía no había dado ningún Granhermanito. Esto implica que todos los de Albacete pueden ir despidiéndose de entrar la semana que viene porque de esta provincia ya hay representación. Lo más divertido de ella es que vive pegada a una pinza de madera. Una pinza de tender la ropa, sí. Al parecer, ve Gran Hermano siempre, pero no supo acertar más de dos nombres de sus compañeros. Ajam. Estoy tan en contra de este tipo de concursantes… En fin. Veremos si le doy una oportunidad. De momento, no pasa la primera criba, pero al menos es la no puntuada que más se acerca a la “Zona Verde”.

TORSO: 1 PUNTO. Este puntito para Torso –y ya van tres- se lo doy porque el pobre labrador ha demostrado tener mucha más humanidad que muchos de sus compañeros de casa. Echará de menos a Arístides, eso es innegable. Anoche ya lo esperaba sentado junto al sofá cuando Pepe apareció por la puerta. Francamente, creo que ha llegado el momento de que lo saquen de esa casa y se lo lleven con su verdadera familia, si es que la tenía.

MICHAEL: 2 PUNTOS. Es la primera semana que puntúo a Michael, y lo hago sólo porque parece que es un mueble despertándose. Pero temo que, efectivamente, sólo lo parezca. De momento ya va acaparando más videos. Y se está posicionando en uno de los grupos. Aunque con la doble salida de esta semana, creo que volverá a reinar la calma unos días…

VERÓNICA: 3 PUNTOS. También es la primera vez que Vero se sitúa en la “Zona Verde”. No sé cuánto aguantará, pero lo cierto es que me divierte ver lo bipolar que es. Un día va al Confesionario a liarla porque Pepe ha comido magdalenas y al día siguiente ella misma prepara macarrones para siete a las tres y media de la madrugada. Ajam. Eso es coherencia, señores. Parece que quiere formar un tándem maligno con Ocho. Esto se pone emocionante. Muy emocionante.

ALESSANDRO: 5 PUNTOS. Esta semana el italiano baja una posición, pero se mantiene estable en la zona alta de la Tabla del Odio. Me sigue encandilando su manera de ser y su sentido del humor. Está claro que ha ido al concurso a pasárselo bien. Pero también hace pruebas. Y aconseja sabiamente a sus compañeros. Y no se peina. Bueno, se peina, pero raro. Me encanta.

ARIADNA: 7 PUNTOS. Ariadna también baja una posición, debido principalmente a que veo que su estancia en la casa ya está algo más atada que en semanas anteriores. Ariadna es clara y directa. Y eso me gusta. Porque generalmente tiene maneras y modales para expresar lo que siente y lo que quiere y hacerlo sin faltar. Anoche renegaba porque la Organización les ha impedido comer durante 24 horas gracias a “La boca de los deseos” que le concedió a Arístides el suyo (ser inmune esta semana, ya veis…). Pero lo hizo con una calma y una formalidad que me enamora. Ahora que el vasco esta fuera, Ari es la gran apuesta para que Torso siga feliz.

OCHO: 10 PUNTOS. Doña Pilar Ochoa, gerente de un Hotel, sube como la espuma hasta la segunda posición semanal. Esto ya es un súper mérito. Y se lo tiene ganado por una gran frase que pronunció en el baño haciendo referencia a Pepe: “más que respeto, le tengo miedo. Viendo como es, si tienes un problema con él o le das la contra, sé que te amarga la existencia aquí dentro”. Estoy completamente de acuerdo. Es muy grande esta mujer. Lástima que en cuanto la nominen sus compañeros, saldrá de patitas a la calle.

DAVID: 12+1 PUNTOS. Por cuarta semana consecutiva, David consigue la primera posición, aunque en esta ocasión se la merece menos que nunca. Gran Hermano ha confirmado que ha abandonado voluntariamente la casa. Parece ser que se le ha ido la pinza y no aguanta más el cautiverio. Estaba claro que no iba a ganar el concurso, pero abandonar de esta forma jamás me ha parecido lo correcto. Lo voy a echar muchísimo de menos. Pero bueno, ahora sé que en cualquier momento me lo puedo encontrar por Valencia, y eso me alegra completamente.

PEPE: -1 PUNTO. Imagino que, llegados a este punto, nadie tenía dudas de que Pepe iba a ser el Odiado de la Semana. Como dice Ocho, Pepe no sabe perder. Pero ya no sólo perder. Es más grave. No sabe ni dialogar. Siempre tiene la razón (al menos él se lo cree) y se cree que todos están en su contra en cuanto no le bailan las aguas. Anoche, sin ir más lejos, puso cara de asco en cuanto Mercedes Milá le gastó una broma. A Arístides lo ha estado provocando esta semana, con auténticas miradas asesinas. No hace nada en la casa, pero se ha conseguido ganar un grupo fiel que lo defienden a ultranza. Qué miedo. Yo, desde luego, no querría convivir con él. Tengo claro que no aguantaría ni cinco minutos a su lado. Me produce auténtico rechazo.

Pues bien. Como decía, esta misma mañana hemos conocido el abandono de David. Una gran pérdida, aunque muchos piensen que era lo peor. Me quedo sin favorito y sin que la audiencia lo haya expulsado. No sé qué será de mí. Pero aquí estaré dándolo todo el viernes que viene con más Gala y mejor. Porque la Justicia brilla por su ausencia, ya me encargaré yo de repartirla a mi modo. Sed felices.

¡FELIZ DÍA DEL ODIO A TODOS!

Roberto S. Caudet

1 comentario:

  1. Muy bueno si señor!!Repesca de Aristides yaa!!

    ResponderEliminar