domingo, 24 de mayo de 2015

Eurovisión 2015 tiene nuevo himno: 'Heroes', la 6ª victoria de Suecia



Suecia vuelve a ganar Eurovisión con la que ya es su 6ª victoria en el Festival, gracias al Heroes de Mäns Zelmerlöw que, como bien pronosticaban todas las apuestas, se alzó con 365 puntos como la gran actuación de la noche. Una puesta en escena milimetrada y bien ejecutada, una canción pegadiza y muy comercial y un cantante que dio todo en la actuación, además de enamorar a la mitad del público son los ingredientes que han valido para conquistar Eurovisión 2015. El nuevo himno de Europa sonará seguro en todas las discotecas y terrazas de verano, demostrando una vez más que Suecia es Eurovisión en estado puro, un país que arriesga, innova y derrocha música, buscando cada año llevar lo mejor y más solvente.

Mäns tuvo que sufrir, y no poco, ya que su victoria, a más de 60 puntos de la segunda clasificada, no se veía muy clara, en un podio que al principio estuvo reñidísimo. Las presentadoras tuvieron que llamar al orden a los espectadores, porque por unos instantes el triunfo parecía ser para Rusia, abucheada sin cesar cuando se llevaba puntos altos. Finalmente quedó segunda, y Polina Gagarina no pudo volver a cantar su A million voices en Viena pese a haber demostrado con él profesionalidad, talento y un derroche magnífico de interpretación y de torrente de voz. Una oda al mañana, a la unión, a la esperanza y a la estabilidad, que muchos consideran que solo era un lavado de imagen del presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin.

Il Volo se quedó con 292 puntos como tercer clasificado, otorgándole un nuevo podio a Italia en la que, desde su regreso, ha sido su actuación más sobria, solemne y vibrante. El trío lírico ofreció auténtico amor, pasión y mucha voz con su Grande amore que, en perfecto italiano, lograba hacerse un hueco ante tanta canción en inglés. No pudo ser para Italia, pero este podio sabe a gloria, especialmente porque su escenografía era de las más sencillas del Festival. No necesitaban estridencias, y así lo demostraron. Los que sí necesitaban ganar eran los de Australia, pero no ha podido ser. La estrella invitada del Festival, Guy Sebastian, lo dio todo con su Tonight again, ofreciendo una canción dinámica, efectiva y muy pegadiza, cantada en directo con maestría y un timbre de voz especial. Logró ser quinto, pero muy lejos de la victoria, por lo que Australia no volverá a competir en Eurovisión aunque, bien seguro, seguirá emitiéndolo otros treinta años.

Las canciones más diferentes de Bélgica y Letonia quedaron 4ª y 6ª respectivamente, demostrando que otro estilo musical es posible en Eurovisión y que, el que arriesga y se diferencia, puede hacerse valer, y mucho. Eran dos grandes actuaciones con mucho talento y muy visuales, y quedaron magníficas. Nada mal tampoco les fue a los dos grandes dúos de la noche, Estonia y Noruega, que se alzaban séptima y octava, respectivamente. Israel y Serbia actuaban anoche, por primera vez, con sus canciones totalmente en inglés. Eran dos temas para bailar, absolutamente geniales y entretenidos, que dejaban ver unas propuestas muy dignas y solventes. Así fue, y también quedaron una tras otra, en los puestos 9º y 10º. 

Quienes lo han llevado peor, salvo Italia, son los países que no han cantado en inglés. Montenegro fue 13ª, Rumanía la 15ª y Francia la 25ª, que solo obtenía cuatro puntos pese a llevar una de sus mejores canciones, una balada intensa y cargada de historia y reivindicación, interpretada con auténtica pasión por Lisa Angell. Eso sí, peor les fue a Austria y a Alemania, que terminaron en la cola de la tabla con un casillero a cero puntos. Ninguna mereció ese mal trato, pero tampoco llevaban propuestas para arrasar. Es curioso que, salvo Italia y Australia, los países ya clasificados para la Final de Eurovisión 2015 hayan quedado por debajo del puesto 20. Siempre lo diré, que el hecho de que Europa no te conozca ya de las Semifinales hace que el fenómeno fan sea más difícil de conseguir el sábado en la Gran Final.

En lo que respecta a España, Edurne interpretó Amanecer con más acierto que nunca, en un directo que fue casi perfecto y con una pasión tal que hasta lloró durante la actuación. Sabía que su propio país tenía dudas con ella, y no pudo callar demasiadas bocas con sus puntos. La actuación fue excelente y arriesgada, aunque la canción era especialmente limitada y la realización de los planos tampoco ayudó a que luciera demasiado. Aun así, Edurne hizo su papel con valentía y mucho arrojo, bailando, cantando y emocionando a toda Viena. Solo 15 puntos la dejaron en el 21º lugar de la tabla. Apenas 8 países se acordaron de nosotros: Francia, Portugal, Montenegro, Rusia, Moldavia, Azerbaiyán, Suiza e Israel. Gracias a todos ellos, y gracias a Edurne y a Giuseppe. Un trabajo estupendo.

@RobertoSCaudet




sábado, 23 de mayo de 2015

Mis 10 favoritos de Eurovisión 2015. ¡Llega la Final!



Ha llegado el día. Eurovisión 2015 termina hoy, con la Gran Final que se celebrará en Viena (Austria) ante una audiencia histórica que, desde casi 60 países, recorrerá desde Canadá hasta Nueva Zelanda, pasando por Túnez, China y Kazajistán. Porque Eurovisión traspasa fronteras y cada año son más los lugares donde se emite, ya sea en riguroso directo o en diferido. Este año comenzaron su andadura 40 propuestas, muy diferentes entre sí, con ideas variopintas, rozando todos los estilos y composiciones. Hoy solo veremos 27, las 27 mejores actuaciones, seleccionadas desde dos Semifinales y con otros siete invitados de lujo. El Big Five que, como cada año, va directo a la Final por ser quien más paga el Festival; Austria, que como anfitriona se ha asegurado un puesto hoy; y Australia, la novedad invitada de este año. Toca descubrir uno de los secretos mejor guardados para mí... Mi TOP10 final de cara a esta noche. Aquí van mis puntos.

BÉLGICA: 1 PUNTO

Desde el primer momento en que oí a Loïc Nottet supe que este año estaría muy bien colocado en mi Final, y así ha sido. Bélgica vuelve a pasar a la Final de la mano de una actuación diferente, quizá siniestra, con un toque personal y especial que la hace llamativa y atractiva. Traen a un cantante que, por momentos, podría parecer incluso una voz femenina. Es todo raro, es todo curioso, y mis oídos piden más. Un temazo que ha conquistado a muchos eurofans y que espero que logre posicionarse muy bien en la tabla final de puntos de este Eurovisión 2015. Sus estribillos pegadizos y su estilo tan alternativo pueden catapultarla hasta lo más alto pero... ¿Ganar? ¡Quién sabe! No parte como favorita absoluta, pero ha sabido enganchar al público votante. Todo es posible.

FRANCIA: 2 PUNTOS

Mis queridos vecinos de Francia nos traen este año una propuesta tan extraña como elegante, que sorprende y arriesga. Y en francés. Su cantante tiene trayectoria más que suficiente para hacer un directo de lujo, y en los ensayos no ha fallado nunca, con una sobriedad interpretativa que la caracteriza. La letra es bellísima, y supone todo un canto al mañana, a la esperanza, al deseo de un mundo mejor. Eso sí, roza lo político, siendo perfectamente un canto disimulado a la II Guerra Mundial. Mientras, la escenografía recuerda un tanto a Los Miserables, con marcha civil incluida con tambores y todo. Hay nivel, hay calidad, hay sentimiento. Espero que el público europeo arrope la canción como se merece y valore todo el trabajo que hay aquí y la profesionalidad. 

ALBANIA: 3 PUNTOS

Elhaida Dani es todo torrente de voz, a veces sin control, y eso puede salirle caro. En su semifinal desafinó descaradamente, pero de momento yo se lo voy a perdonar. Además, ganó La Voz en Italia, o sea que sabe hacer directos, y ganarse a públicos que no son los de su país. Es monísima, tiene carisma y mucha presencia escénica, y consigue transmitir cada palabra de su canción de desamor al público solo con una nota cantada. Me gusta el rollo de la canción, y también su mensaje. Me gusta el timbre de Elhaida. Me gusta la puesta en escena tan sencilla pero eficaz. Y me gusta que Albania pelee por un podio. Ojalá esté bien arriba. Maravillosa. Desgarradora.

LETONIA: 4 PUNTOS

Aminata nos transporta a otro mundo con un temazo de Letonia para Eurovisión 2015. Cambia tanto de voz, de estilo y de forma, que uno no sabe muy bien a qué se está enfrentando, y eso me encanta. Vestida cual princesa gitana, nos canta una barbaridad de canción tan étnica como moderna que crece y crece con cada grito de Aminata, que nos ofrece lo mejor de sí misma a dosis industriales. Esta canción es de las que se sienten, se cierran los ojos y se enamoran. Y ya no hay marcha atrás. A mí me tiene muy atrapado. Y espero que el público vea lo mismo. Por cierto, todos los tatuajes que vemos en su actuación son falsos. Pintados todos para actuar. 

AZERBAIYÁN: 5 PUNTOS

No es la primera vez que Elnur pisa un escenario de Eurovisión, pero sí será la primera ocasión en la que lo haga como solista y con una canción que se defiende por sí sola, tan contundente como llamativa, que termina en un crescendo brutal y genialmente interpretado por el cantante, que en todo momento no pierde la postura de este hombre enamorado hasta tal punto de poder y querer hacer cualquier cosa para conseguirlo. La escenografía es, sencillamente, perfecta, y nos mete de lleno en una noche de un bosque encantado donde todo es posible. Exquisita, de principio a fin, a mí me suena a himno total. 

AUSTRALIA: 6 PUNTOS

Es la estrella invitada, pero Guy Sebastian viene a quedarse, o por lo menos, lo intentará. Cargado del mejor soul de Australia nos canta este temazo repetitivo y machacón pero que engancha y mucho. La puesta en escena será sencilla, dinámica y eficaz, y la letra de la canción es casi autobiográfica de lo que sucederá esta noche: "Muchos dirán que estamos locos, que solo hacemos esto por diversión. No quiero que llegue mañana. Déjame hacerlo una vez más". En efecto, Australia solo volverá a jugar esta partida si la gana este año. Toda la carne en el asador, por tanto. Directazo el que vamos a vivir. Histórico.

ISRAEL: 7 PUNTOS

"Soy el chico de oro, ven y disfruta con el rey de la diversión. Deja que te enseñe Tel Aviv". Así se presenta Nadav Guedj, el genial israelí que me ha seducido con una de las canciones más gamberras y veraniegas que recuerdo en los últimos años de Eurovisión. Petarda a más no poder, empieza siendo una balada para convertirse en la mamarrachada más divertida, fresca y sorprendente. El bailecito que se pega el Golden Boy no dejará indiferente a nadie, ni tampoco sus zapatillas aladas. Israel consigue al fin pasar a la Final cantando, por primera vez en su historia, una canción completamente en inglés. Espero que no sea precedente. Adoro el hebreo. 

SUECIA: 8 PUNTOS

Suecia lo ha vuelto a hacer, y ha lanzado a Eurovisión 2015 a lo mejor que tiene, dejándonos a todos sin palabras. Todo un himno, así se define la canción en su propia letra, y no seré yo el que lo niegue. Innovadora, brutal, pegadiza y altamente adictiva. La canción no tiene demasiada letra, pero sus estribillos se repiten y estiran como un acordeón. "Somos los héroes de nuestro tiempo", dice Mans, que ya ha enamorado a la mitad de los eurofans con sus músculos -que no luce en la actuación, tranquilidad- y con su sonrisa del que se sabe ganador. Ojo, porque algo empaña el triunfo de Suecia, y es que el señor Zelmerlow confesó que para él la homosexualidad "no es algo natural". Ahí es nada. Pidió perdón a tiempo pero... ¿Habrá quien se lo crea? Los votos pueden no llegar. Veremos.

RUSIA: 10 PUNTOS

No es la primera vez que Rusia canta a la paz, al amor, a la unidad y a la esperanza, y este año vuelve a hacerlo. Algunos consideran que es una lavada de imagen de su primer ministro, Vladimir Putin, pero otros creen que es más bien una protesta en toda regla contra su política. Sea como fuere, Polina Gagarina nos trae una de las mejores canciones de este Festival, cantando con todo su arte e interpretado con genialidad en uno de los mejores directos que oiremos y que a mí me pone la piel de gallina cuando la oigo. Una balada brillante, casi tanto como su vestido. Rusia sabe qué es Eurovisión y siempre pone toda la carne en el asador. No creo que quede muy mal este año. Yo, por lo menos, espero que no. Grande ese Millón de voces, espero que cada una de ellas sea un voto. Go, Polina!! 

ITALIA: 12 PUNTOS 

"Solo son palabras, pero ya no tengo miedo de pronunciarlas. Quiero cantar este gran amor que siento. Dime por qué cuando pienso, pienso solo en ti. Dime por qué cuando veo, solo te veo a ti. Dime por qué cuando creo, creo solo en ti. Dime por qué cuando amo, te amo solo a ti. Porque ahora, y lo sabes, eres mi único gran amor". Il Volo canta un baladón en perfecto italiano a tres voces -¡Y qué voces!- sobre ese amor que sentimos y que nos tiene profundamente perdidos Han tenido que recortar su tema para el Festival (duraba más que el tiempo máximo), y pese a ello sigue siendo una auténtica barbaridad que, interpretada en directo, consigue que ni pestañee. Son mi gran apuesta, mis grandes favoritos, mi Grande Amore. Espero que logren, como poco, un podio más que digno. Calidad, diferencia y todo lo mejor del arte italiano de fondo. Ya veréis. Exquisita y perfecta.


@RobertoSCaudet

jueves, 21 de mayo de 2015

La 2ª Semifinal suma 10 finalistas a Eurovisión 2015... Y un favorito



Tener a nueve de tus diez finalistas clasificados es auténtico amor, y es lo que me ha ocurrido en esta segunda semifinal. Siempre me ocurre que en una de las semis me quedo a medio camino (el martes tuve siete aciertos) y en la otra hago casi pleno (hoy he tenido nueve), así que comentar esta segunda criba eurovisiva va a ser todo un placer, porque aunque me han hecho sufrir, tengo a mis nueve ganadores dentro de la gran final que tendrá lugar el sábado 23 de mayo. Eurovisión 2015 ya es una realidad y este jueves hemos vivido de todo...

Hemos vivido algunos bochornos, porque lo de Portugal y San Marino no tiene nombre. Los primeros no quería que se clasificaran después de no darnos ni un solo punto al temazo de Ruth Lorenzo. Pero lo cierto es que me lo pusieron fácil, porque la balada-rock-medio tiempo de Portugal es tan aburrida e insulsa como su cantante. San Marino pareció una fiesta de fin de curso de dos niños que están obligados a cantar porque son los populares del instituto. Todo un drama. Ninguno de los dos ha pasado, como tampoco lo ha hecho Irlanda, que llevaba una balada algo descafeinada pero pegadiza, no tanto como para pasar, ha sido evidente. Malta tampoco ha logrado su pase, por lo que en la Final solo veremos a una Warrior de las dos posibles. Su puesta en escena era sosa y su voz, sin coro, tampoco ha brillado demasiado.

La República Checa tenía los deberes mejor hechos, y el tema no era malo, pero fallaba igualmente la escenografía. Se pierde ante tanto colorín, y la cantante del dúo decidía quitarse los tacones. ¡Hasta el coño ya! Suiza tampoco ha podido con la presión, y pese a los tambores y a todos los árboles de su decorado, no han tenido el oxígeno suficiente. La capa de Mélanie se vuelve a su país. La que tampoco ha logrado convencer al público europeo ha sido mi Olafs de Islandia. Mucha música a lo Frozen y mucho momento Disney, pero ha desafinado demasiado y eso le ha costado caro. Una pena, porque estaba muy alta en mi TOP de la final.Un fallito que venía venir, pero que esperaba que no sucediera.

De entre las que han pasado, la que se me ha colado ha sido Chipre. La canción no está a la altura, por no decir el intérprete. Demasiado íntima, poco vistosa y nada pegadiza. No me apetece volver a oírla, pero el sábado tendré que hacerlo. Sí me alegro por Lituania, la pareja más bien avenida de este año y los que mejor se lo pasan sobre el escenario, con triple beso durante la canción. Son completamente geniales. Polonia ha logrado su pase, teniendo así a una cantante con silla de ruedas en Viena. La balada es intensa y emotiva, aunque demasiado repetitiva. Está bien recogida por su coro. Veremos qué ocurre. Lo mismo pasa con Montenegro, que es una canción normal pero que se crece con una escenografía muy clásica pero bien realizada, y que nos muestra un folclore balcánico ideal que tanto me gusta.

Un escalón por encima está Eslovenia, con una puesta en escena tan curiosa como llamativa para una canción genial y muy pegadiza. También queda otro escalón más por arriba todo mi TOP5, que se ha clasificado al completo. El primero es Noruega, un dúo con una balada completamente diferente, que recuerda a alguna película negra y que seduce con dos voces maravillosas y una realización simple pero cuidada. Mucho más curiosa es Letonia, con una cantante con raíces de Burkina Faso que canta mucho y muy bien, dejándose la voz en casi toda la actuación, que algunos odian pero que a mí me tiene enamorado. Es intensa, especial y muy eficaz. La adoro.

Como adoro esa barbaridad de puesta en escena que nos ha traído Azerbaiyán para su canción. Es espectacular y todavía está más potenciada gracias a un ambiente perfecto con el que se encuentra el cantante. Una de esas canciones que suena ya a himno, y que parece extraída de los Juegos Olímpicos. Igualmente maravillosa es Israel, que a muchos les podrá parecer una mamarrachada pero a mí me tiene loco del todo. Parece una cosa cuando empieza, y luego nos deja a todos KO. Es bailable, es machacona, es pegadiza y es muy particular. El Chico de Oro dará juego en la Final, no me cabe duda.

Como dará juego Mäns, el representante de Suecia, que ya respira ganador desde su actuación. Cuidada al milímetro, y realizada con un encanto sobresaliente, la puesta en escena es rompedora, innovadora y absolutamente llamativa. La canción es genial, y todos cantan ya ese Heroes en cada estribillo. Es moderna, tiene gancho y, no seamos tontos, la canta un chico con suficiente atractivo, que arrastra ya a miles de fans por toda Europa. Parte como gran favorita. ¿Se mantendrá así en la Final?

@RobertoSCaudet

martes, 19 de mayo de 2015

La 1ª Semifinal corona a 10 países en Eurovisión 2015



Eurovisión 2015 ya tiene a diecisiete países clasificados en la gran final del sábado 23 de mayo después de que la primera Semifinal de Eurovisión haya sumado diez propuestas a las siete que ya conocíamos. Una gala presentada por cuatro mujeres e inaugurada por la divísima Conchita Wurst, que ha interpretado con maestría su Rise like a phoenix, canción ganadora de Eurovisión 2014. Alguna sorpresa, como todos los años, ha dejado sin aliento a los eurofans, aunque los grandes favoritos han pasado casi al completo y los que eran duda no han logrado dar la campanada este año. Lo cierto es que había menos nivel en esta primera cita que en la segunda, pero aun así, ha habido dieciséis canciones muy variadas, de estilos y países muy diferentes.

Finlandia era la gran observada este año. Llevaban un grupo de cuatro integrantes, dos con Síndrome de Down y otros dos con autismo. Su canción apenas duraba minuto y medio... Y no ha logrado convencer a Europa. Tampoco lo ha hecho la balada a medio tiempo de Países Bajos, que prometía más que ha demostrado y que, al final, quedaba descafeinada ante tanta canción interesante. Demasiado simple para Eurovisión 2015. FYR Macedonia intentaba pasar con una propuesta que parecía muy recogida, algo personal y llamativa, pero aburrida en el fondo. Cantar al otoño en pleno mes de mayo pasa factura, y no les ha salido la jugada.


Tampoco ha logrado pasar Moldavia. El pseudo Justin Bieber lo dio todo en el escenario, descamisado y con varios policías montados sobre una plataforma. A veces las puestas en escena tan cargadas terminan por desconcentrar de lo que realmente importa: la canción. Tampoco ha conseguido su pase Bielorrusia. Se presentaba como una canción diferente y perfecta para tomarse una copa, que por lo visto ha dejado demasiado embriagados a todos. No lograremos ver en la Final al dúo cantante más violinista que tanto interés despertaba, al menos en mí. Una pena. Aunque más me ha pesado que termine fuera Dinamarca. Era una canción buenrollista, de un grupo joven y dinámico que daba color, luz y ritmo ochentero a esta edición.

Los que sí han pasado son, por ejemplo, Hungría. el claro ejemplo de que una canción mediocre pero con mensaje puede colarse en la final. No me gusta ella, no me gusta su actuación y no me gusta nada. Espero que quede bien baja en la tabla. Más interesante es Grecia, que nos presenta este año una balada con energía que ha terminado creciéndose muchísimo en directo, que es lo que toca. Un año más que pasan a la Final aunque yo los veía fuera. Felicidades igualmente. Como felicito a Rumanía, que nos volverán a hacer llorar de pena el sábado con la canción más sentida de este año. Es intensa, está bien interpretada, y tiene un mensaje universal pero profundo. Me encanta. Felicito también a Georgia, que ha conseguido encandilarme al final con esa puesta en escena tan oscura como llamativa, con una cantante que sabe disfrutar del directo. Lo mismo que Serbia, que aunque su escenografía es muy pésima y llega a cargarse la canción, lo cierto es que el temazo es de armas tomar. ¡Nos ha puesto en pie a todos!

Armenia también se ha clasificado y no es de extrañar. Llevan un grupo muy bueno, que tiene armonía entre sí y que sabe hacer una buena actuación en general. Quizá no suba mucho en la tabla, pero logrará quedar bien. Más de lo mismo con Estonia y su dúo tan genial como curioso. Se compenetran, tienen buen rollo y, además, transmiten absolutamente con su canción. Una de las grandes actuaciones de la Final. Sin desmerecer a Bélgica, que lleva la propuesta más diferente de la noche con una cuidada actuación en directo, genialmente cantada por Loïc Nottet, un crack musical por descubrir en el Festival. Albania tampoco ha fallado y este año ha pasado la primera, con el temazo que nos trae Elhaida Dani, tan desgarrador como vibrante, que ha subido increíblemente en mi tabla personal.

La que no puede subir ya más es mi gran favorita de la noche, Rusia, que ha pasado por su calidad en el directo, por una escenografía sencilla pero efectiva y una cantante, Polina Gagarina, que arrasa en un escenario que se le queda pequeño. Hay que valorar la actuación, y se hace. Por encima del tema político y bélico, aunque es cierto que, personalmente, no entendería que se celebrase de nuevo en Rusia (ya se hizo en 2009, cuando ganó Dima Bilan) el Festival. ¿Qué va a hacer Putin con todos los eurofans? El caso, volviendo a la música, es que Rusia nos ha presentado LA actuación de la noche. Y ha pasado feliz. Os dejo con ella. Y hasta el jueves.

@RobertoSCaudet

lunes, 18 de mayo de 2015

Países que SÍ deberían clasificarse de la 2ª Semifinal de Eurovisión 2015



Apenas faltan unas horas para que empiece Eurovisión 2015 con su primera y oficial Semifinal y todos los eurofan estamos ya sin uñas en los dedos, con las piernas en continuo movimiento y con los oídos alerta a cualquier nota afinada que se precie. Es la semana más grande, emotiva y musical de Europa, y toca vivirla como se merece. Hoy termino este repaso a las 40 canciones de Eurovisión 2015 con las últimas diez propuestas: las de los diez países que sí deberían clasificarse para la segunda Semifinal que se celebrará el 19 de mayo en Viena (Austria). ¿Queréis conocerlos? Aviso que la cosa está difícil, especialmente porque en esta segunda noche eurovisiva están casi todos mis favoritos de cara a la Gran Final. La viviré con mucha tensión, qué se le va a hacer.

IRLANDA



Cuando a Irlanda le da por hacer una balada, la hace bien. Y esta no es una excepción. La canción de Molly Sterling suena bastante bien, tiene magia, engancha y se pega. Es sentida, intensa y con todo tipo de altibajos, aunque en el fondo se queda algo lineal y quizá debería tener un final más llamativo o rompedor. A mí me gusta, pero no sé si lo suficiente. ¿Qué opinará Europa?

POLONIA



Polonia viene este año a por todas con una canción que habla de superación, de amor fuerte y verdadero, de auténtica pasión y vida. Y además viene interpretado por una cantante que "pisará" el escenario de Eurovisión 2015 en silla de ruedas, ya que tuvo un accidente hace unos años que la dejó sin posibilidad de caminar. Monika es muy conocida en Polonia y tiene una larga trayectoria musical que avala un directo más que notable a una de las canciones con más sentimiento del Festival. Yo estoy prácticamente enamorado del tema. Ojalá termine muy bien clasificado. 

ESLOVENIA



Acabáis de oír una de mis canciones preferidas de Eurovisión 2015 aunque no le auguro una gran victoria. Desde el primer momento en que la escuché me transmitió positivismo, alegría, desenfreno, buen rollo y muchas ganas de verla en directo. Es altamente pegadiza, es muy chicle, es muy muy festivalera, y su videoclip tiene cientos de miles de adeptos, entre los que me incluyo. Toda la suerte del mundo para mi Maraaya. ¡Temazo!

LITUANIA



Son la pareja del año, aunque todos queramos a Vaidas para nosotros. Cantan al amor, cantan a la diversión, a la felicidad, a la empatía, a todo tipo de parejas (en su videoclip han incluido a dos hombres dándose un beso). Y cantan bien, haciendo tres minutos amenos y de calidad en los que uno se levanta del sofá quiera o no. Lituania viene este año con ganas de clasificarse bien, y no seré yo el que los baje de la tabla. I feel in love!

NORUEGA



Noruega es uno de esos países poco constantes en Eurovisión pero que, cuando quiere, trabaja una buena propuesta hasta lograr un temazo como el que acabáis de escuchar. La pareja más compenetrada del Festival nos presenta esta canción tan alternativa, con todo tipo de sentimientos encontrados, una melodía diferente, un juego de voces completamente sensual y personal y un videoclip que es una sencilla obra maestra. Cada vez que la escucho me gusta más, y ya no sé cómo subirla más en mi TOP10. Brava Noruega, espero que sea el dúo del año. Bien por ellos. 

LETONIA



Reconozco que la primera vez que escuché la canción de Aminata pensé: "Dios, qué horror". Y eso me preocupa. Porque muchos de los votantes de Eurovisión solo la oirán una vez y, así, conseguir pasar de la Semifinal es difícil. Sin embargo, desde la segunda vez que la pude oír, más calmado y atento a todos los juegos de notas, de letra, de tesitura y de arte, quedé prendido de la canción. A algunos podrá recordarles a ese terrible Suus que tan bien clasificado quedó. No solo hay gritos. No solo hay buena música. Aquí hay calidad. Espero que Europa sepa valorarla y no tarde tanto como yo en darse cuenta del temazo que hay aquí.

AZERBAIYÁN



Ojo, que el cantante tiene experiencia. Y también en el Festival, ya que fue 8º en Eurovisión 2008, interpretando un curioso tema a dúo. Ahora viene solo. Y a por todas. Porque el señor Elnur tiene una canción que suena a himno. Con una voz muy personal y una belleza que gustará a muchos, va subiendo con cada nota hasta terminar en unos estribillos que parecen inspirados en algunos Juegos Olímpicos. El último minuto de la canción es, sencillamente, sublime. Una actuación que nos va a atrapar desde el segundo cero hasta el final. De nuevo, Azerbaiyán demuestra que quiere estar en Eurovisión. Ésa es la actitud. 

ISLANDIA



Todos los años hay una canción en Eurovisión que parece sacada de alguna Banda Sonora Original de Disney. Pues bien, aquí está. Y me encanta. La propuesta de Islandia no puede ser más juvenil pero sobria, con toques frescos pero elegantes, y una intérprete que se apellida Olafs, casi como el muñeco de nieve de la película en la que habría encajado a la perfección esta canción, Frozen. ¡Si es que nos la presenta Islandia, reino de glaciares y no deja de decir Let it go! Todo encaja, y las piezas terminan haciendo que Unbroken se haya convertido en una canción muy pero que muy TOP de mi lista personal. No dejo de oírla, siempre con una gran sonrisa en la cara. Soy fan.

ISRAEL



Por primera vez en su historia (participan desde 1973), los hebreos cantarán su canción completamente en inglés. Y qué canción, oye. Porque Nadav parece una especie de Justin Timberlake al principio, con una voz muy personal y una balada que de repente pasa a ser un medio tiempo genial hasta que termina en el pop más folclórico y genial que vamos a escuchar este año en Eurovisión. No sabemos si este Chico de Oro logrará terminar tan dorado (lo dudo, a mi pesar), pero lo cierto es que el tema parece sacado de una película de Bollywood se convirtió desde el primer día en que lo oí en uno de mis grandes favoritos, y no pienso bajarlo. Es movida, es fresca, es diferente, es gamberra. Es absolutamente brutal. Israel necesita resarcirse del chafón del año pasado. Y creo que vienen con una de las mejores propuestas. ¡Mucha suerte!

SUECIA


El sueco parte como gran favorito para ganar Eurovisión 2015, y no es de extrañar. Mans es el guapo oficial de esta edición. Un guapo homófobo (dijo que no era natural que a un hombre le gustase otro... Y luego rectificó) que ha calado bien hondo en los ojos y oídos de todos los eurofans, entre los que me incluyo. No solo por su belleza, sino porque tiene una voz absolutamente personal que uno distingue de entre mil, y nos propone un tema que queda a medio camino entre lo country, lo ochentero, lo festivalero y lo discotequero y actual. A mí me recuerda al gran éxito del Euphoria de Loreen y la veo apta para sonar en todos lados y a todas horas. Hay que reconocer que este Heroes nos llena y nos enseña cómo hay que presentarse a Eurovisión. Me quito el sombrero.

@RobertoSCaudet

viernes, 15 de mayo de 2015

Países que NO deberían clasificarse de la 2ª Semifinal de Eurovisión 2015



Cada vez falta menos para poder ver la primera Semifinal de Eurovisión 2015. Los nervios ya se notan en Viena (Austria), sede del certamen, y los primeros ensayos de cada país ya han dado lugar a todo tipo de vaticinios sobre, como siempre, quién se ha crecido a última hora y quién se ha venido abajo. Hoy toca seguir el repaso de las 40 canciones que compiten este año en el Festival y hacer parada, precisamente, en el grupo bajo, en los 7 países que no deberían clasificarse para la Gran Final del sábado 23 de mayo. Son 7 países que, lamentablemente, no han hecho una apuesta tan fuerte como deberían o que, sencillmente, tienen competidores que los superan. Aquí van:

REPÚBLICA CHECA



La canción me gusta y me disgusta a partes iguales, y eso es un problema. Algunos días me despierto y Václav me parece que tiene todo el poder del mundo, y otras me despierto y creo que su voz ruda y ronca (igualita que él) es tan innecesaria que me resulta insuficiente. Son otro dúo más del Festival, y nada les hace brillar especialmente, así que tras 40 canciones, la de ellos se pierde y mucho. No obstante, y como dice su título, la esperanza nunca muere. Pues eso.

MONTENEGRO



Canciones como la de Montenegro se agradecen en Eurovisión. Es puro folclore, es atrayente, es diferente, es propia y la cantan en su lengua, el montenegrino. Sin embargo, al pobre Knez le hacen falta muchas cosas para que su propuesta mejore, empezando por él mismo. Descafeinada, lineal (salvo su final, que me convence mucho) y poco arriesgada, me parece un tanto anodina y poco llamativa, se mire como se mire. Una lástima. Se olvida.

SUIZA



Echo de menos los años en los que Suiza cantaba en otro idioma que no fuera el francés. La canción de Mélanie se puede confundir, y con razón, con las otras dos Warrior del Festival, ya que también tiene una fuerte base musical machacona que se repite sin cesar pero que no llega a arrancar en ningún momento. La parte instrumental da como en añeja, y a mí me recuerda a cualquier canción de los años 90. Muy mejorable, yo nunca me acuerdo de ella.

MALTA



Y aquí tenemos a la tercera Warrior, porque este año las chicas son guerreras, y así es la vida. Soy de esos a los que convencía Amber en su primera versión, y de los que no se muestra nada convencido con la propuesta actual. En cualquier caso, la canción me parece tan justa como poco llamativa. No es efectiva para nada, y no me entran ganas de volver a oírla cuando acaba. Como apunte, os diré que la cantante ya estuvo en Eurovisión en el año 2012. Eso sí, como corista del entonces representante mi querido Kurt Calleja. No creo que tenga tanta suerte como él. Habrá que probarla.

CHIPRE



Atrás han quedado ya los años en los que Chipre parecía querer ganar Eurovisión y era una apuesta casi segura. Este año aburre soberanamente con su balada a medio tiempo que no se define como alternativa pero que sí parece una nana que nos canta un chipriota en Viena pero que bien nos la podría cantar nuestro abuelo antes de arroparnos y darnos un beso en la frente. Juro que la canción me hace dormir, y eso es lo peor, sin lugar a dudas, que puede ocurrir. Cero atractivo. Cero.

SAN MARINO



Seguro que muchos de vosotros pensabais, como yo, que Valentina Monetta era lo peor que podría haberle pasado a San Marino. Está visto que nos equivocábamos. Este dúo eurivivo es todavía más horroroso que ella. Él representó a San Marino en Eurojunior en 2013 y ella lo hizo (también en Eurojunior) en 2014, como parte de una banda. Ahora vienen juntos pero no revueltos en un hecho histórico en este Festival y que, para lo que se presagia que vayan a hacer, mejor podrían haberse quedado en casita. Su primer ensayo ya fue trending topic en España porque todo el mundo se metía con ellos, así que con eso os lo digo todo. Son bastante cursis y deficientes, y su actuación, a menos que logren mejorar un 5.000%, va a parecer una vergüenza de un Final de Curso. No son dignos. Por cierto, si habéis aguantado el videoclip hasta el final, enhorabuena. Parece un Power Point. Lo sé. Qué triste todo.

PORTUGAL



Nuestros vecinos vuelven a Eurovisión después de haber tenido la valentía el año pasado de no dar ni un solo punto a Ruth Lorenzo. Yo solo por eso los habría eliminado, pero como no se puede, los dejo para los últimos en este repaso. Lo cierto es que la canción de Leonor Andrade es bastante floja y su voz tiende a lo desagradable, así que de nada sirve que tenga cierto ritmo y pueda parecer interesante, porque ella consigue cargarse por completo la actuación. Otro año más que no se clasificarán, intuyo. Qué drama.


@RobertoSCaudet

miércoles, 13 de mayo de 2015

Países que SÍ deben pasar de la 1ª Semifinal de Eurovisión 2015



Continuan los ensayos sobre el escenario oficial de Eurovisión 2015 y nosotros seguimos repasando los 40 países que pisarán Viena (Austria) la semana que viene en la gran fiesta de la música europea. Ya hemos visto a los 7países clasificados directamente para la Final del sábado 23 de mayo y también a los 6 paísesque no deberian clasificarse para esta cita de la primera Semifinal. Así que hoy veremos a los 10 países que SÍ deberían pasar esta primera criba eurovisiva. Vais a encontrar perfiles, zonas geográficas y estilos muy diferentes. ¿Estáis pareparados? ¡Comienza mi TOP!

GEORGIA



La canción de Georgia es bastante cañera, y sin ser tan brutal como el Wild dances de Ruslana (que ganó por Ucrania en 2004), consigue sacar a esta luchadora con toda su fuerza al Festival. Me gusta ese estilo de pop tan penetrante, algo más electrónico y machacón que consigue que se me pegue la canción durante horas. I'm a warrior dice Nina, "soy una guerrera". No hace falta que lo jure. De armas tomar, esta actuación dará de qué hablar. Fue de las primeras que escuché y me entró rápido. Eso sí, la competencia es fuerte: Malta lleva canción con idéntico título. ¿Mal fario? 

DINAMARCA



Dinamarca es una reciente ganadora, y eso se nota. Se permiten la osadía de traer al Festival propuestas diferentes, mucho más personales y arriesgadas. Con Anti Social Media (qué nombre para un grupo...) consiguen tener un toque de frescura, de sonrisa, de esperanza y de felicidad. A mí me aportan muy buen rollo y además son tan sencillos como efectivos. Les auguro una buena clasificación y muchos aplausos en casa. Son la simpatía de este año, la canción agradable de oír. Y altamente pegadiza. Trabajo bien hecho. Se nota quien cree en Eurovisión.

ARMENIA



La actuación de Armenia está marcada ya por dos cosas: la primera es que el título original de la canción no es el que se ha presentado finalmente, ya que fue cambiado por motivos político-sociales, ya que el título podía recordar al genocidio armenio. La segunda es que una de las componentes del grupo ya estuvo en Eurovisión, a dúo entonces con su hermana en una actuación muy particular y comentada en este blog ya que hubo personas en Azerbaiyán que fueron detenidas por votarlas. Así que esta actuación se mirará con lupa. A mí me gusta. Es un medio tiempo que crece segundo a segundo con un juego de voces maravilloso y una música genial que, sencillamente, deja un muy buen sabor de boca. Por cierto, un videoclip exquisito. 

MOLDAVIA



Parte como la canción peor valorada del Festival, y a mí eso me aterra, porque es una de mis favoritas. Es la típica canción de Eurovisión de pop machacón, discotequero y sin muchas aspiraciones que tiene un estribillo fácil y repetitivo con un cantante que no resulta especialmente feo y que tampoco canta del todo mal. Vamos, los ingredientes perfectos para arrasar en el certamen... O caer en picado. En el caso de Moldavia, todo parece indicar lo segundo, aunque yo seguiré defendiendo la actuación hasta el fin de mis días. Me parece una buena apuesta, y creo que la canción tiene bases para triunfar más allá de Eurovisión. Me tocará sufrir con Eduard este año, qué le vamos a hacer. 

BIELORRUSIA



Bielorrusia es de esos países que en Eurovisión puede conseguir todo o nada. Todavía no ha logrado hacer historia, pero hay años en los que parece intentarlo con todas sus ganas. Como éste. El cantante es bastante atractivo, el toque de la violinista supone un punto interesante y de distinción, y aunque todo parece demasiado sencillo, logra enganchar. Los estribillos son más que notables, la canción se desarrolla con acierto, y logra permanecer en nuestra cabecita. Auguro un buen directo y alguna sorpresa. O eso espero. La tengo bastante arriba, así que espero que al menos quede digna.

BÉLGICA



Mi querido Loïc. Bélgica vuelve a apostar este año por un toque más sofisticado y menos convencional y nos trae un tema a medio tiempo con un videoclip completamente genial y un cantante que ya suma cientos de miles de fans. El chico no es especialmente guapo, pero hay que reconocerle un cierto atractivo y un talento para la música genial. Tiene ritmo, tiene personalidad, tiene carisma, y tiene una voz que en ciertos momentos es tan femenina que me encanta. Hay que tenerlo en cuenta, porque Bélgica viene con la lección aprendida este año. Es otra canción, otro mundo. Otro todo.

ESTONIA



Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, y que el tema de Estonia recuerde tanto al de Países Bajos del año pasado (que quedó 2º) no pinta demasiado bien. Lo cierto es que este dúo es particular y muy atrayente. A mí me gustan cada día más, y eso suele ser señal de acierto. La canción pasará a la posteridad, de eso no me cabe duda, y la escenografía, si consigue cierta magia y romanticismo, podría ser rompedora. De momento, parten como favoritos de muchos eurofans, y ya es un gran avance. Una actuación sobresaliente, podría ser de lo mejor de la noche. ¿No se os pega el estribillo? ¿Y no os enamora la voz de Elina? 

RUMANÍA



La canción rumana (interpretada en rumano este año) es una oda a todos los emigrantes que, cada año, dejan a sus familias y a su vida para partir hacia una nueva vida mejor, o al menos con esa intención. Centrada en los millones de rumanos que están fuera de casa (conozco a unos cuantos), nos muestra la historia de un niño que busca a su padre sin cesar, cansado de que nunca vuelva a casa y de no tener noticias de él. A mí me hizo llorar la primera vez que vi el videoclip y, desde entonces, me niego a bajarla de mi TOP10 final. Tiene detractores, pero tiene amantes. Yo soy del segundo grupo. Maravillosa y exquisita. Cargada de sentimiento y triste realidad. 

ALBANIA



Estoy completamente prendido por la señora Elhaida Dani. Me encanta su voz, me encanta su estilo, me encanta su canción, me encanta la manera en la que interpreta, me encanta hasta su cara y me encanta su pelo. Creo que es una más que notable representante de un país que lleva años intentando ganar Eurovisión con más pena que acierto. La canción es, sencillamente, brutal. Y se defenderá muy bien en directo. Tiene toques relajados, toques de subidón, toques personales, toques de buen estribillo y toques sublimes. Me ha ido ganando con el paso del tiempo, y espero que en directo no se desmorone. ¡Muy bien, Albania! Este año, sí.

RUSIA


Rusia es uno de mis grandes favoritos en esto de Eurovisión y, aunque me pueda molestar por principios, este año he de reconocerle un nuevo éxito. Saben elegir, saben acertar. Y saben conquistarme. Jamás descansan, y sus propuestas van a mejor cada año. Esta vez, con Polina, han conseguido ser una de las grandes baladas del Festival. La letra no puede ser más que significativa, y bien se la podrían aplicar los propios rusos, pero lo cierto es que tiene mensaje, y muy positivo. La canción tiene un ritmo que mejora a cada segundo, y la propia Polina la mejora con sus agudos y sus notas sostenidas durante segundos y más segundos. Tiene vozarrón, la chica. Y mucha elegancia. Es, sin duda, una de las mejores canciones de este 2015 para mí, y la tengo pero que muy alta en mi TOP40. No digo más... 


@RobertoSCaudet

lunes, 11 de mayo de 2015

Países que NO deberían clasificarse de la 1ª Semifinal de Eurovisión 2015



La primera Semifinal de Eurovisión se celebrará el martes 19 de mayo, dando inicio así al 60º Festival de la Canción de Eurovisión que este año se celebra en Viena (Austria) con un total de 40 participantes. Es por eso que, ante el gran número de países que quieren concursar cada año, se organizan dos Semifinales previas a la Gran Final del sábado. De cada una de ellas pasarán diez actuaciones, que veremos “repetidas” el día 23 de mayo. En la primera Semifinal tendremos a 16 naciones compitiendo por solo diez puestos. Un reto en el que pasarán más de los que se quedarán en el camino, y en el que podremos ver todo tipo de canciones, artistas y estilos. Hoy seguimos este repaso de Eurovisión 2015 con las 6 canciones que yo NO clasificaría a la Final. Repito: Las que NO clasificaría a la Final. ¿Preparados? ¡Allá vamos!

PAÍSES BAJOS



Dejo fuera a los Países Bajos por bastante poquito, pero es que el tema, aun pareciéndome notable, no me dice tampoco demasiado. La cantante no es mala, y el estribillo es pegadizo, pero en realidad, después de media hora ya nadie se acuerda de la canción. Mucho va a necesitar para lograr pasar a la Final y, más todavía, para clasificarse bien. Me gusta, en cualquier caso, esta nueva apuesta de los Países Bajos por una cantante más madura y por una propuesta más íntima y personal, pero creo que este año se han equivocado o, mejor dicho, no han llegado del todo. 

FYR MACEDONIA



La canción de Macedonia es interesante, con un videoclip, además, muy curioso y llamativo. Gustará mucho, supongo, a esos que adoran las canciones alternativas de guitarra o piano, un mechero y un buen gintonic para poder digerirla. Porque a mí se me ha atragantado un poco. Me gusta menos cada vez que la oigo, y eso que al principio me convenció. Lo que más me gusta es su hilo musical, con un tempo marcado que sobresale bastante. Veremos qué hace en directo, pero no auguro gran sorpresa, dados sus primeros ensayos.

SERBIA



Es la primera vez que Serbia cantará en inglés en la historia de Eurovisión, desde que participa de manera independiente de Montenegro (año 2007, en el que, por cierto, ganó con su Molitva). Era, hasta este año, el último país que quedaba sin haber cantado nunca en inglés. Pues ya lo hace. Y lo hace con un tema cañero y muy interesante, pero que no parece defenderse demasiado en directo. El estribillo es pegadizo, hay que reconocerlo, pero le falta algo de fuerza, de potencia, y de gancho. Podría ser una gran candidata a pasar a la Final, no digo que no, pero a mí todavía hay algo que no me convence de ellos. Así que, lamentándolo mucho, los dejo fuera.

HUNGRÍA



La canción de Hungría aprueba, pero por poco. Y no consigue por tanto salvarse de la quema de esta primera Semifinal. Su propuesta es de las típicas que ya al principio le ves algo turbio, algo deficiente, algo que odias y no soportas. Y cuando ocurre eso, solo puedes dejar de oírla, o te cae peor por momentos. Y es lo que me ha ocurrido. Así que ahora me suena a rancia, a démodé, a pasada de vuelta, a típica e innecesaria. Hungría es una especie de Podemos en añejo, es algo que no me termina. Así que solo espero que no pase. Porque a este paso ni la apruebo, y eso que he empezado de buenas... 

GRECIA



Esto tenía que ocurrir, por desgracia, y ese día ha llegado. Es la primera vez en la historia de Eurovisión que dejo a Grecia fuera de la Final, después de haber estado años y años en mi TOP10. Desde su crisis económica, sus participaciones tienen cada vez menos expectativas. Y la de este año cae, definitivamente, a las partes más bajas de mi clasificación personal. La balada no es la peor de este concurso. Y Maria Elena tiene magia. Pero aun así hay algo que me la hace casi insuficiente. No he llegado a suspenderla, y aspiro a poder subirla algunos escalones, pero me temo que no logrará tantos como para que la quiera clasificar. Y, OJO, porque Grecia SIEMPRE ha pasado a la Gran Final. Si no lo hace este año, será un batacazo histórico. Miedo me da.

FINLANDIA


Finlandia nos trae este año una propuesta más que arriesgada, con la canción más corta de la historia de Eurovisión. Apenas minuto y medio dura este tema, interpretado íntegramente en finés, de una banda de personas con discapacidad y Síndrome de Down. Sin duda, un reto para ellos y también para el país, cuya última victoria fue en 2005 con el grupo monstruoso de Lordi. Desde entonces, saben que diferenciarse es ganar votos pero… ¿Surtirá efecto? La canción es machacona, poco pegadiza y demasiado corta, sin duda. Ya veremos qué sucede en directo. Para mí están muy fuera de la Final, pero podríamos apostar a que puede ser una de las que se cuelen. Terror.

@RobertoSCaudet

sábado, 9 de mayo de 2015

Los 7 países ya clasificados para la Final de Eurovisión 2015



Llegamos al mes de mayo y, con él, al mayor y mejor concierto musical de Europa. El Festival de la Canción de Eurovisión 2015 abre sus puertas ya a los 40 países participantes que este año llegan todavía más allá, con la invitación especial (concursará directamente en la Gran Final) de Australia, el país oceánico que dará más juego que nunca al Festival y que supondrá, sin duda, un punto de inflexión al certamen y que ya ha provocado todo tipo de controversias, polémicas y juicios paralelos, tanto desde el lado de los eurofans como del de los aficionados y detractores de Eurovisión.

Hoy celebramos el Día de Europa y, además, en unos días comenzará lo bueno, ya que el próximo martes 19 de mayo llegará la primera Semifinal, por lo que, queridos lectores míos, toca empezar a conocer ya a las propuestas de estos 40 países. Una a una, paso a paso, para saber qué nos espera este año desde Viena (Austria) y qué podemos empezar ya a amar o a odiar. Hoy comenzamos este gran repaso de Eurovisión 2015 con siete países, los que ya están clasificados directamente en la Gran Final y que, por tanto, veremos sí o sí el sábado 23 de mayo.

Es curioso e histórico, porque desde que se celebran las Semifinales previas (año 2004), nunca había habido tanto país clasificado ya en la Final. Esto es porque al grupo del Big Five, los países que más patrocinan el Festival (España, Francia, Alemania, Reino Unido e Italia, que se sumó a este grupo en 2011 tras trece años sin concursar en Eurovisión) se suma también Austria como país anfitrión y, por tanto, clasificado directo; y Australia que, como he dicho, participará como regalo por ser la 60ª edición del concurso (que lleva emitiendo sin participar más de 30 años) y, además, lo hace directamente en la Gran Final. Como digo, 7 países que ya conocemos como finalistas de un total de 27 países que tendremos sobre el escenario. Aquí van las primeras candidaturas:

AUSTRIA



Vienen de ganar, y eso se nota. La mayoría de países suelen relajarse cuando esto sucede. Es como un año de transición en el que se dejan llevar y, salvo en contadas ocasiones, no buscan, descaradamente, revalidar su triunfo. En este caso, Austria no nos presenta, ni mucho menos, una canción de las que enamoran, convencen o se recuerdan. Demasiado personal y poco atractiva, la canción no llega a romper en ningún momento. Dudo mucho de que suba de un TOP15, pero seguro que tendrá esos puntos "de agradecimiento" por haber organizado el Festival y, también, por aquellos a los que les gusta este pop relajado y alternativo. A mí no. 

ALEMANIA


Alemania no empieza con buen pie Eurovisión este año, después de que su representante original elegido decidiese, casi a última hora, rechazar participar en el Festival, porque le entró "miedo escénico". De esta manera, la cantante alemana que veremos en Viena es, tristemente, el segundo plato. Y es una pena, porque la canción tampoco es la peor del mundo, aunque no logra brillar especialmente. El tema es entretenido y bastante suficiente, pero le falta gancho y se pierde entre 40 canciones. Por suerte, en la Final solo habrá 26 países contra ella. Intuyo que no despegará demasiado en la tabla. 

FRANCIA


La ruptura de Francia con Eurovisión ya roza el drama. Sus audiencias bajan cada año y las propuestas son, también, cada vez más anodinas y raras. Por eso, me sorprende este año la opción que nos traen. Interpretada un año más íntegramente en francés, la propuesta es sólida, bella y muy sugerente. A mí me parece una de las grandes baladas de este año y, seguramente, de las mejor interpretadas en directo. Dudo mucho que roce siquiera un TOP5, pero a mí no me importaría. Bravo por Francia este año. Merci.

REINO UNIDO


Cuando un país se vuelva para protestar por su representante, es que algo pasa. A veces augura un fracaso obvio, como el de El Sueño de Morfeo por España, pero otras supone que los eurofans otorguen puntos extra al representante... Y termine ganando, como el caso de Lordi por Finlandia. Este año ha vuelto a ocurrir, y un gran sector de ingleses odia absolutamente a este grupo que a mí me tiene enamorado desde la primera vez que los escuché. Van a poner la nota de color, la más festiva, la más fresca y dinámica. Me gusta su rollo, me gusta su canción, y me muero de amor por su videoclip. Soy muy fan, ya os aviso, y pretendo subirla muy alto en mi TOP. Veremos si tienen estrella o se estrellan. Les deseo lo primero.

ITALIA


Si todavía queda alguien que no haya llorado con esta propuesta y que no se le ponga el vello de punta al oírla, es que no tiene alma. Il Volo nos trae este año una actuación más que sobresaliente para Eurovisión 2015. Tienen talento y carisma, transmiten, emocionan, lucen en armonía y, además, son especialmente efectivos y sobrios. Desconozco todavía cómo será su puesta en escena, pero imagino que echará el resto. La canción es preciosa y, con el juego de sus tres voces, mejora todavía más. Parte como una de las favoritas, no es extraño, y además ya está en la Final. Confío mucho en ellos. No digo más. Grande amore.

AUSTRALIA


Aquí están. Llevan 30 años emitiendo Eurovisión y, al fin, este año participan. Lo hacen como canción diferente, con mucho soul y un intérprete reconocidísimo en Australia por haber sido finalista en su edición nacional de La Voz. Tiene mucho rollito -la canción- y eso siempre se agradece. El chico canta bien en directo y, además, sabe que tendrá a millones de ojos pendientes de cualquier cosa que haga. Es el señalado, y juega a un todo o nada. Porque Australia solo volverá a concursar si gana Eurovisión 2015. Un reto difícil, pero no imposible, especialmente viendo su propuesta. ¿Sidney 2016? No. Porque Eurovisión ya ha confirmado que, de ganar Australia, no organizaría el certamen, sino que lo haría cualquier otro país de Europa. Lo que yo diga... Hagan juego con Guy Sebastian.

ESPAÑA


Nuestro país no aprende la lección, y este año volverá a repetir los puestos bajos de la tabla de la mano de Edurne, la triunfita finalista de la primera edición que emitió Telecinco y también ganadora del Tu cara me suena de Antena 3. La propuesta de España no es especialmente comercial, y esta decisión de repetir fórmula con los "ieieieoooo" ya llega a saturar. La canción no es gran cosa, la letra ni siquiera rima, y se hace difícil de digerir. Edurne, bueno, el directo no es su máximo potencial, sobre todo porque canta en falsete los estribillos, nada fácil con la tensión y el cansancio que llevarán todos los cantantes el día de la Final. Nuestra escena, para postre, será particularmente arriesgada (y hasta aquí puedo leer, de momento), por lo que todo pinta en nuestra contra. No tenemos la peor canción, ni mucho menos. Pero no hay nada que nos haga lucir especiales todavía. Y para cuando lo tengamos, si llegamos a ello, quizá sea demasiado tarde...

Ya conocéis 7 países. Nos quedan 33. Vuelvo pronto. Abrid el apetito.

@RobertoSCaudet

jueves, 9 de abril de 2015

RTVE emitirá las dos Semifinales de Eurovisión 2015


España está de enhorabuena este Eurovisión 2015, y eso es gracias a RTVE, que por primera vez en su historia, si nada falla en esta ocasión, ha confirmado que TVE emitirá las dos Semifinales de Eurovisión, que tendrán lugar el martes 19 y el jueves 21 de mayo de 2015. Así se anunció el pasado mes de enero, informando además de que España votará en la primera gala de clasificación (la del martes) para elegir a 10 países que se sumarán a la Gran Final que tendrá lugar el sábado 23 de mayo en Viena (Austria), sede anfitriona de Eurovisión 2015. Será sin duda todo un regalo para los miles de eurofans españoles que podrán ver en sus sofás las dos semifinales del certamen musical que, nuevamente, retransmitirá José María Íñigo, el gran locutor nacional pero poco experto en el Festival.

Edurne, nuestra representante de este año, no tendrá que sufrir esa primera criba, ya que España pasa directamente a la Final cada año. No es el único país que vive este trance, ya que Francia, Alemania, Italia y Reino Unido también están directamente clasificadas. A este grupo, conocido como Big Five, se suma Austria, por ser la ganadora del certamen anterior, y Australia, que este año participa como regalo puntual y que también aparecerá directamente en la Final. Una medida que, si bien asegura ya un puesto para la ansiada gran final, no deja de ser un gran hándicap, ya que no permite que el público se haya quedado previamente con la actuación española, ya que no la ha visto previamente en su Semifinal, y sí tendrá otros favoritos que ha observado anteriormente.

De transcurrir todo con normalidad, será la primera vez que RTVE emita las dos semifinales en los últimos tiempos (es altamente probable que ambas semifinales se retransmitan en La 2) y, además, sería un buen momento para quitarse esa trágica espinita de Eurovisión 2009 (la de Soraya Arnelas) cuando TVE anunció que emitiría sendas galas clasificatorias pero, finalmente, no lo hizo, para poder continuar con la retransmisión de tenis que tenían programada justo antes de la gala. Veremos si RTVE se comporta, y además de tener este detalle con los eurofans, da muestras de buen hacer y de un interés total por Eurovisión. No estaría mal.


@RobertoSCaudet